Páginas vistas en total

Escudo del Reino de Granada

Escudo del Reino de Granada
Escudo del Reino de Granada: Fuente: Wikipedia

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA. LA DIVISIÓN DEL CALIFATO EN REINOS DE TAIFAS

ANTECEDENTES DEL REINO DE GRANADA

Ya en la prehistoria existieron culturas, como la del Argar que ocuparon buena parte de A. Oriental o Región de Granada.

En el periodo ibérico aparece Bastetania, territorio cuyos límites coinciden aproximadamente con la actual Región de Granada. La capital más importante fue Basti, Baza, oppidum rodeado de poderosas murallas de cinco metros de espesor; en la parte más elevada se encontraba una acrópolis con los edificios más importantes. Durante el periodo romano Basti se engrandece con nuevos y lujosos edificios como la basílica, templos, baños, foro...

La actual Granada, la Eliberri ibera, llamada en el periodo romano Florentia Iliberritana o "Municipium Florentinum Iliberritanum" (Iliberri la florecida o la fructífera) vive periodos de esplendor llegando a celebrar un concilio de los más importantes del imperio, el Concilio de Elvira o Ilíberis, esta ciudad contaba con foro, basílicas y otros importantes edificios, así como un buen número de ricas villas rodeándola.

Durante el periodo visigodo, como dice Gallego Burín en la página 29 de su Guía de Granada, el rey Leovigildo, a finales del siglo VI, crea dos regiones en el sur de España: la Bética con Granada, Almería y Jaén y por otro lado la de Híspalis con Sevilla, Cáceres y Huelva. En nuestra región, la Bética, se construyeron importantes monumentos de los que sólo han llegado hasta nosotros algunos restos. La región Bética visigoda coincidía en buena medida con los el sureste de España, Jaén, Granada, Almería y Málaga, es decir la Región de Granada aproximadamente.

GRANADA DURANTE EL CALIFATO DE CÓRDOBA

Tras la invasión y conquista musulmana, la capital no estuvo asentada en "Florentia Iliberritana", sino en la vecina Medina Elvira "que llegó a ser durante tres siglos la capital y metrópoli de la zona suroriental de al-Andalus" como afirma el doctor Enrique Pareja López académico de la Real de bellas Artes de Sevilla; esto se puede interpretar como un claro antecedente del Reino y Región de Granada. Por su parte Ibn al-Jatib decía que "en ella florecieron muchos alfaquíes y sabios, convirtiéndose en un centro de cultura y cabeza de una rica región agrícola"

LA FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA

El Califato de Córdoba se descompone (S. XI) en pequeños reinos llamados los Primeros Taifas entre los que se encontraba el Reino Zirí de Granada que trasladó la capital desde Medina Elvira hasta la antigua Eliberri. Tras un periodo de esplendor y resurgimiento de lo hispano, llegó una invasión desde el norte de África, los almorávides , tan celosos de su religión que destruyeron iglesias y otros edificios. En este periodo, según varios historiadores, Granada actuó de capital efectiva de la España musulmana.

Seguidamente se produce otra división en los Segundos Taifas (1144-1170), en los que vuelve a resurgir lo hispano y una mayor libertad, pero terminarán con la invasión de los almohades, imperio norte-africano, aún más integrista que terminó con todas las costumbres que pudiesen suponer un alejamiento del islam más estricto.

Este segundo imperio magrebí acabó tras la derrota de las Navas de Tolosa en 1212 surgiendo los terceros taifas, periodo muy breve que termina con la constitución del Reino Nazarí de Granada en 1238. Posteriormente se inició otra invasión norteafricana, la de los Benimerines, que fueron derrotados por una coalición luso-española.

EL REINO DE GRANADA CRISTIANO

Los Reyes Católicos terminan la Reconquista de España el 2 de enero de 1492 con la Toma de Granada, aunque el Reino de Granada no desaparece, continuará existiendo siglos hasta transformarse en la Región de Granada o Región de Andalucía Oriental.

domingo, 3 de diciembre de 2017

ARCHIDONA NAZARÍ, mezquita santuario de la Virgen de Gracia

HISTORIA
Ciudad fundada por los fenicios con el nombre de Escua u Oscua. En tiempos de Roma fue denominada "Arx Dómina" se desarrolló grandemente fortificándose con murallas que fueron destruidas en las invasiones bárbaras. 


Los visigodos habitaron el lugar, de ellos se consevan restos como capiteles, fustes, vasijas...


Tras la invasión musulmana le cambaron el nombre a Medina Arxiduna y fue capital de la Cora de Rayya, que correspondía a la mayor parte de la actual provincia de Málaga. En ella se proclamó emir Abderramán I en el 756, dando comienzo al emirato independiente de Córdoba. Fue conquistada por Omar ibn Hafsún en la lucha motivada por el descontento ante la discriminación sufrida por muladíes, cristianos y algunos bereberes, siendo después conquistada por Abderramán III en el año 907. 


Ya en el siglo XI, al caer el califato, Archidona sufrió graves daños debido a los disturbios. En este periodo quedaría integrada primero en la taifa de Málaga y luego ambas en el Reino de Granada zirí.

En 1238 se integró el Reino de Granada nazarí, experimentando un nuevo crecimiento económico y social gracias entre otros, a la producción y comercio de la seda granadina, famosa en Europa y Norte de África. Tras la reconquista de la vecina Antequera en 1410, su población crece sensiblemente al trasladarse muchos de sus habitantes a Archidona. La plaza es reconquistada por Pedro Girón en 1462, pasando a ser centro desde donde parten las operaciones para la conquista del Reino de Granada.



En el siglo XVI comienza a despoblarse la villa vieja y se crea la nueva población, abajo en la llanura, con el mayor crecimiento y riqueza de su historia.


Localización de la vieja Archidona en un elevado monte en el borde de una hoya fortificada por murallas y montes.



DESCRIPCIÓN DE LA ARCHIDONA NAZARI
Archidona estaba situada por encima del núcleo actual, sobre una elevada colina, el Cerro de la Virgen de Gracia.
5 - Puerta del Sol.
6 - Puerta de la Ciudad.
7 - Restos de casa nazarí.
4 - Mezquita santuario de la Virgen de Gracia.
2 - Alcazaba con aljibe.
Las murallas
Estaba rodeada por un cinturón de murallas que había reconstruido Alhamar, en ellas se elevaban fuertes torres cilíndricas principalmente y otras cúbicas para las poderosas puertas. La zona norte por lo abrupto del terreno no necesitaba defensa ya que un precipicio impedía cualquier ataque.



Muralla primitiva delgada y débil a nuestra derecha,
refuerzo posterior a nuestra izquierda.

Se conserva restaurada en parte la Puerta del Sol, abierta hacia levante, con acceso en recodo y un segundo piso, está construida con mampostería reforzada en sus ángulos con ladrillo. 


Puerta del Sol con arco de herradura apuntada
resguardado por un alfiz rectangular. 

Bóveda esquifada de la Puerta del Sol.
Con restos originales y buena parte restaurada.

Se conserva también parte de la puerta llamada de la Ciudad, de características similares. 


La ladera norte no presenta murallas, pues el relieve vertical la hace inexpugnable.

La población
Tras las murallas se desarrollaba una red de estrechas y retorcidas calles a las que se abrían las puertas de pequeñas casas sin ventanas al exterior.

La sencilla mezquita (anterior a los nazaríes granadinos) tiene cinco naves paralelas unidas por arcos de leve herradura inscritos en un rectángulo denominado alfiz, que apoyan sobre gruesos fustes sacados de otros edificios romanos y visigodos. Los capiteles troncopiramidales son muy sencillos. El templo musulmán fue respetado por los cristianos y convertido en santuario de la Virgen de Gracia. En el siglo XVI se redecoraron dos naves y se añadieron dos nuevas, tanto su decoración como los retablos e imágenes suelen seguir los cánones de la Escuela Granadina. En el exterior se remodela el alminar y se añade un patio porticado en tres de sus lados con arcos de medio punto.



Los números de los círculos azules serían:
1, 2 y 3 naves originales de la mezquita.
4 y 5 naves con remodelaciones.
La parte gis de nuestra derecha en un añadido posterior.


Columnas visigodas extraídas de antiguos edificios.



Bellas yeserías herederas de la
 Escuela Granadina de Yeseros y Escayolistas


Retablos de la Escuela Granadina.





Se conservan restos sin excavar de calles y casas, aunque una casa sí ha sido excavada y abierta al publico.




La alcazaba
En lo más alto de la colina se elevan los restos muy abandonados de la vieja alcazaba levanta sobre restos romanos, al exterior se alza otra línea de murallas con torreones macizos reforzados exteriormente con sillarejo (bloques de piedra irregulares y de tamaño más pequeño que los sillares) mientras que su interior se de una débil mampostería de piedras irregulares y tierra. 





La puerta de acceso en recodo se refuerza con ladrillo, de forma similar a las de la muralla de la población.



En su interior se encuentra el aljibe de ladrillo con enlucido rojizo impermeable, está dividido en tres naves paralelas unidas por dos unidos arcos de medio punto y cubiertas con bóveda de medio cañón. Las paredes se recubren de estuco amarillento. El agua la obtenía de la lluvia caída en terrazas y patios.






También aparecen restos de otras construcciones y algún pasillo subterráneo. Todo en muy mal estado.

Restos de un posible aljibe.


Algunas pocas imágenes proceden de los museos de Archidona donde amablemente permiten hacer fotos. Es un lugar que merece ser visitado por la amabilidad de sus gentes, de los museos, de la guía, una mujer muy bien preparada... Y donde hay inmejorables lugares para comer.

domingo, 25 de junio de 2017

ALCAZABA DE ANTEQUERA

La ciudad romana de Anticaria fue conquistada por las tropas árabes mandadas por Abd al-Aziz ibn Musa muy pocos años después de la invasión musulmana, 711 d. Cristo. Durante la dominación árabe se le cambió el nombre pasando a llamarse Antakira. Para defenderse de los posibles ataques cristianos que se alzarían por haber perdido el poder sobre sus propias tierras se construyó una alcazaba y una muralla.

Los reyes nazaríes de Granada, entre 1232 y 1410, reforzaron el sistema defensivo para proteger a sus habitantes. La reconquista por tropas hispanas se produjo de forma pacífica en 1410. Los habitantes que salieron de Antequera y fueron a Granada crearon el conocido barrio granadino de la Antequeruela. 
Esta localidad paso a ser una pieza clave en la frontera entre Castilla y Granada, por ello fue declarada ciudad y convertida en centro neurálgico, con lo que su importancia creció grandemente. En 1466, el rey Enrique IV la nombró "muy noble" por los heroicos servicios prestados por sus moradores.



 LA ALCAZABA MUSULMANA

Alcazaba con sus recintos internos

La alcazaba por el lado expuesto al exterior, por ello posee una barbacana ante la muralla.

La torre del Reloj, en el interior de la alcazaba musulmana

Sala de la torre cubierta por bóveda esquifada.
Al fondo, balas de cañón hechas de piedra.




Entrada a ala torre del Homenaje.
A los lados emplea dos fustes romanos como jambas de la puerta,
tras ellos están los raíles del rastrillo.

Maquinaria del antiguo reloj.

La torre blanca alberga en su interior una vivienda que sigue el esquema de las casas señoriales hispanomusulmanas.

Las salas solo se abren a un patio interior, hoy cubierto, excepto la principal, destinada al hombre, que abre ventanas hacia el sur para aprovechar el sol invernal.

Desde este patio, hoy cubierto,
se accede a la que podría haber sido la sala principal del gobernador musulmán.

Alcoba del extremo de la sala principal, la puerta de la derecha comunica con el patio.
Como excepción posee ventanas al exterior.
Otras salas que se abren al mismo patio,
esta con una saetera defensiva hacia el exterior.

Bóveda esquifada.

Retrete en un ángulo de la escalera

Bóveda baída de otra sala.
Los reyes nazaríes de Granada, en su deseo de defender a los habitantes de las distintas localidades de su reino reforzaron alcazabas y murallas como las de Antequera. En este caso levantaron una barbacana o recinto fortificado en torno a la alcazaba, y reforzaron murallas y torres con altos y poderosos recubrimientos de piedra. También levantaron otras construcciones para mejorar el bienestar de la población.


Torre de bisagra, donde se separa la muralla de la alcazaba y la de la ciudad.
Se ve el núcleo antiguo de argamasa y los  refuerzos de piedra nazaríes.


Mazmorra subterránea musulmana, a ella eran arrojados los prisioneros
 que muchas veces morían debido a los malos tratos, trabajos forzados y mala alimentación.


Restos de la mezquita.

LA CIUDAD
Estaba rodeada de poderosas murallas con torres albarranas unidas por un puente a la muralla

Torre albarrana, separada de la muralla.

La muralla con otra de las torres albarranas.


Ya salimos de la ciudad romana e islámica a través de una puerta rehecha en el Renacimiento.