Páginas vistas en total

Escudo del Reino de Granada

Escudo del Reino de Granada
Escudo del Reino de Granada: Fuente: Wikipedia

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA. LA DIVISIÓN DEL CALIFATO EN REINOS DE TAIFAS

ANTECEDENTES DEL REINO DE GRANADA

Ya en la prehistoria existieron culturas, como la del Argar que ocuparon buena parte de A. Oriental o Región de Granada.

En el periodo ibérico aparece Bastetania, territorio cuyos límites coinciden aproximadamente con la actual Región de Granada. La capital más importante fue Basti, Baza, oppidum rodeado de poderosas murallas de cinco metros de espesor; en la parte más elevada se encontraba una acrópolis con los edificios más importantes. Durante el periodo romano Basti se engrandece con nuevos y lujosos edificios como la basílica, templos, baños, foro...

La actual Granada, la Eliberri ibera, llamada en el periodo romano Florentia Iliberritana o "Municipium Florentinum Iliberritanum" (Iliberri la florecida o la fructífera) vive periodos de esplendor llegando a celebrar un concilio de los más importantes del imperio, el Concilio de Elvira o Ilíberis, esta ciudad contaba con foro, basílicas y otros importantes edificios, así como un buen número de ricas villas rodeándola.

Durante el periodo visigodo, como dice Gallego Burín en la página 29 de su Guía de Granada, el rey Leovigildo, a finales del siglo VI, crea dos regiones en el sur de España: la Bética con Granada, Almería y Jaén y por otro lado la de Híspalis con Sevilla, Cáceres y Huelva. En nuestra región, la Bética, se construyeron importantes monumentos de los que sólo han llegado hasta nosotros algunos restos. La región Bética visigoda coincidía en buena medida con los el sureste de España, Jaén, Granada, Almería y Málaga, es decir la Región de Granada aproximadamente.

GRANADA DURANTE EL CALIFATO DE CÓRDOBA

Tras la invasión y conquista musulmana, la capital no estuvo asentada en "Florentia Iliberritana", sino en la vecina Medina Elvira "que llegó a ser durante tres siglos la capital y metrópoli de la zona suroriental de al-Andalus" como afirma el doctor Enrique Pareja López académico de la Real de bellas Artes de Sevilla; esto se puede interpretar como un claro antecedente del Reino y Región de Granada. Por su parte Ibn al-Jatib decía que "en ella florecieron muchos alfaquíes y sabios, convirtiéndose en un centro de cultura y cabeza de una rica región agrícola"

LA FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA

El Califato de Córdoba se descompone (S. XI) en pequeños reinos llamados los Primeros Taifas entre los que se encontraba el Reino Zirí de Granada que trasladó la capital desde Medina Elvira hasta la antigua Eliberri. Tras un periodo de esplendor y resurgimiento de lo hispano, llegó una invasión desde el norte de África, los almorávides , tan celosos de su religión que destruyeron iglesias y otros edificios. En este periodo, según varios historiadores, Granada actuó de capital efectiva de la España musulmana.

Seguidamente se produce otra división en los Segundos Taifas (1144-1170), en los que vuelve a resurgir lo hispano y una mayor libertad, pero terminarán con la invasión de los almohades, imperio norte-africano, aún más integrista que terminó con todas las costumbres que pudiesen suponer un alejamiento del islam más estricto.

Este segundo imperio magrebí acabó tras la derrota de las Navas de Tolosa en 1212 surgiendo los terceros taifas, periodo muy breve que termina con la constitución del Reino Nazarí de Granada en 1238. Posteriormente se inició otra invasión norteafricana, la de los Benimerines, que fueron derrotados por una coalición luso-española.

EL REINO DE GRANADA CRISTIANO

Los Reyes Católicos terminan la Reconquista de España el 2 de enero de 1492 con la Toma de Granada, aunque el Reino de Granada no desaparece, continuará existiendo siglos hasta transformarse en la Región de Granada o Región de Andalucía Oriental.

viernes, 23 de marzo de 2012

ALCAICERÍA: EL MERCADO DE LAS SEDAS



Parece ser que el nombre deriva de . 
La Alcaicería de Granada era un mercado de propiedad real dedicado a la venta de la seda y otros productos de gran valor. Sus calles eran muy estrechas y se cerraban al caer la noche cuando sólo quedaban en ella los guardas y sus perros. Había unas doscientas tiendas de pequeño tamaño agrupadas según el tipo de mercancías que ofrecían, de entre las cuales, la más famosa era la seda, que se exportaba a diversos países de Europa. Como dato importante, la Alcaicería granadina era el mercado por excelencia de las sedas del Reino de Granada, tejidos de enorme fama y calidad, según Navagiero podían considerarse hasta mejores que las italianas.
Tras la reconquista continuó existiendo la guardia nocturna con fieros perros, ahora realizada por los suizos veteranos del ejército español, con cuartel general en la Alhambra, esta vigilancia continuó hasta mediados del siglo XIX.


 pero se suprimieron la mayoría de las plazoletas y se dotó a las fachadas de una rica decoración que no poseían las originales.



 El nombre puede derivar de la palabra latina "coesareus", cosa perteneciente al César, o "mercado del Cesar" القَيْسَرِيّة al-qaysariyya, debido al privilegio que el emperador Justino concedió a los árabes scenitas de criar y comercializar la seda. Efectivamente, la Alcaicería granadina era el mercado por excelencia de las sedas del Reino de Granada, tejidos de enorme fama y calidad, según Navagiero podían considerarse hasta mejores que las italianas. Pero según algunos autores en ella no solo se vendían sedas sino también otros artículos de lujo que la convertían en centro de atracción para quienes buscaban objetos de gran calidad. Estas riquezas obligaron a fortificarla con puertas que la cerraban por las noches, guardias con perros, cadenas que impedían el paso a personas a caballo... Tras la reconquista continuó existiendo la guardia nocturna con fieros perros, ahora realizada por los suizos veteranos del ejército español con cuartel general en la Alhambra, esta vigilancia continuó hasta mediados del siglo XIX en que un incendio devastó toda la zona obligando a reconstruir el conjunto.
Dentro del Reino de Granada sólo se construyeron alcaicerías en la capital y las ciudades más importantes como Málaga y Almería.
Pero no sólo en el Reino de Granada hubo alcaicerías, anteriormente en Alhándalus o al-Ándalus, es decir, la parte de Portugal y España en poder de los musulmanes, también existieron, como es el caso de Toledo, Córdoba o Valencia, imitando al resto del mundo islámico.
Por desgracia el 20 de julio de 1843 un incendio arrasó el barrio. La zona fue reconstruida inmediatamente, pero con grandes modificaciones.

Una de las entradas a la Alcaicería

Hoy sigue siendo mercado

Otro de los accesos al conglomerado de calles de la Alcaicería.
En el centro un farol granadino, de tradición visigoda.

Tras un pavoroso incendio hubo de ser restaurada.


Plazoleta en el centro del conjunto.