Páginas vistas en total

Escudo del Reino de Granada

Escudo del Reino de Granada
Escudo del Reino de Granada: Fuente: Wikipedia

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA. LA DIVISIÓN DEL CALIFATO EN REINOS DE TAIFAS

ANTECEDENTES DEL REINO DE GRANADA

Ya en la prehistoria existieron culturas, como la del Argar que ocuparon buena parte de Andalucía Oriental o Región de Granada.

Pero fue en el periodo ibérico, con los bastetanos, cuando aparece la Bastetania, territorio cuyos límites coincidían de forma aproximada con la actual A Oriental. La capital más importante fue Basti, la actual Baza, oppidum ibérico totalmente rodeado de poderosas murallas de cinco metros de espesor; en la parte más elevada de la ciudad se encontraba una acrópolis con los edificios más importantes. Durante el periodo romano Basti se engrandece con nuevos y lujosos edificios como la basílica, templos, baños, foro...

La actual Granada, la Eliberri ibera, llamada en el periodo romano Florentia Iliberritana o "Municipium Florentinum Iliberritanum" (Iliberri la florecida o la fructífera) vive periodos de esplendor llegando a celebrar un concilio de los más importantes del imperio, el Concilio de Elvira o Ilíberis, esta ciudad contaba con foro, basílicas y otros importantes edificios, así como un buen número de ricas villas rodeándola.

Durante el periodo visigodo, como dice Gallego Burín en la página 29 de su famosa Guía de Granada, el rey Leovigildo, a finales del siglo VI, crea dos regiones en el sur de España: la Bética con Granada, Almería y Jaén y por otro lado la de Híspalis con Sevilla, Cáceres y Huelva. En nuestra región, la Bética, se construyeron importantes monumentos de los que sólo han llegado hasta nosotros algunos restos. La región Bética visigoda coincidía en buena medida con los el sureste de España, Jaén, Granada, Almería y Málaga, es decir A Oriental.

GRANADA DURANTE EL CALIFATO DE CÓRDOBA

Tras la invasión y conquista musulmana, la capital no estuvo asentada en "Florentia Iliberritana", sino en la vecina Medina Elvira "que llegó a ser durante tres siglos la capital y metrópoli de la zona suroriental de al-Andalus" como afirma el doctor Enrique Pareja López académico de la Real de bellas Artes de Sevilla; esto se puede interpretar como un claro antecedente del reino de Granada o de Andalucía Oriental. Por su parte Ibn al-Jatib decía que "en ella florecieron muchos alfaquíes y sabios, convirtiéndose en un centro de cultura y cabeza de una rica región agrícola"

LA FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA

El Califato de Córdoba decae y se descompone (S. XI) en pequeños reinos llamados los Primeros Taifas entre los que se encontraba el Reino Zirí de Granada que trasladó la capital desde Medina Elvira hasta la antigua Eliberri. Tras un periodo de esplendor y resurgimiento de lo hispano, llegó una invasión desde el norte de África, los almorávides (muy celosos de su religión pues destruyeron iglesias y otros edificios) que los hizo depender de este pueblo bereber. En este periodo, según varios historiadores, Granada actuó de capital efectiva de la España musulmana.

Tras el periodo almorávide se produce otra división en los Segundos Taifas (1144-1170), en los que vuelve a resurgir lo hispano y una mayor libertad, pero terminarán con otra invasión, la de los almohades, imperio norte-africano, aún más celoso de la ortodoxia islámica que terminó con todas las costumbres que pudiesen suponer un alejamiento de dicha pureza.

Este segundo imperio magrebí terminó su dominio de la península tras la derrota de las Navas de Tolosa en 1212 surgiendo los terceros taifas, periodo muy breve que termina con la constitución del Reino Nazarí de Granada en 1238. Posteriormente se inició otra invasión norteafricana, la de los Benimerines, que fueron derrotados por una coalición luso-española.

EL REINO DE GRANADA CRISTIANO

Los Reyes Católicos terminan la Reconquista de España el 2 de enero de 1492 con la Toma de Granada, aunque el Reino de Granada no desaparece, continuará existiendo siglos hasta transformarse en la Región de Granada o Región de Andalucía Oriental.

lunes, 7 de enero de 2013

PALACIOS REALES NAZARÍES : PALACIO DE ISMAIL Y MEXUAR


El Palacio de Ismaíl es uno de los más antiguos de los levantados por los reyes nazaríes en la Alhambra. De él sólo nos han llegado unos pocos restos incluidos en el Mexuar y otros conservados en una sobria torre existente junto al Palacio de los Leones.
Los musulmanes no tenían por costumbre conservar los edificios, para ellos sólo Dios es eterno, además eran un pueblo acostumbrado a la vida nómada que no se solía asentar de forma definitiva en un lugar. Por estas razones las viviendas, incluidos los palacios, tenían una corta vida, las familia que lo habitaba solía remodelarlo o reedificarlo según la moda, e incluso abandonarlo vendiéndolo para otros usos si el jefe de la familia fallecía o era sustituido por otro dueño de la propiedad, ya había pasado, entre otros casos, con el maravilloso Palacio del Gallo de Viento levantado por los reyes ziríes y con los monarcas nazaríes continúa la costumbre.
Restos de la delicada decoración, encontrada en el interior de uno los muros del Mexuar durante restauraciones realizadas por cristianos, perteneciente a viejos palacios transformados por los reyes musulmanes. Este resto de paño decorativo se encuentra en el interior de un muro sur del Mexuar, la sala de administración de justicia de los palacios nazaríes.


Más restos decorativos descubiertos en la zona del Mexuar. Estaban ocultos en le interior de viejos muros.

EL MEXUAR
Es una sala donde se impartía justicia a alto nivel. En su interior se han encontrado inscripciones que pueden ser restos del primitivo palacio de Ismail.

"Entra y pide. No temas pedir justicia que hallarla has" 
Portada del Mexuar, espléndida obra de Mohamed V, sobre la que aparece la inscripción: 
"¡Oh levantado asiento de la regia dignidad excelsa y asilo del arte maravilloso!
Abriste puerta manifiesta y fue meritoria acción y beneficio memorable del Imán Muhammad.
Derrama Dios sus favores sobre todo ello"
Además, como por toda la Alhambra, en la portada se repite incesante el lema nazarí:
"Sólo Dios es vencedor"

Esta sala ha sufrido numerosas reformas a lo largo de su historia, por ejemplo en el centro de las cuatro columnas se elevaba una torre de iluminación que semejaba un patio cubierto, desaparecida al arreglar los destrozos de la explosión de un polvorín y levantar encima unas habitaciones. En este espacio se conserva una inscripción que nos hace suponer que este es otro resto del primitivo palacio de Ismaíl:
"Gloria a nuestro Señor el emir de los musulmanes Abú l-Walid Isma´il"

Paredes decoradas con lacería y la inscripción repetida:
 "Todo lo que poseéis procede de Dios"

Tras las reparaciones y adaptaciones realizadas en el siglo XVI, se decidió instalar una capilla en la sala. En tiempos recientes se le ha vuelto a dar un aspecto parecido al primitivo.


TORRE DE ISMAIL
Es un posible resto de este gran palacio, se conserva junto al famoso patio de los Leones, pero pasa desapercibido al verse sólo sobre los tejados del palacio.


La Torre de Ismaíl asomando sobre los tejados del Palacio de los Leones.

Exterior de la torre.

Los muros se nos presentan hoy desnudos de decoración

En el interior presenta una bóveda gallonada sobre cuatro trompas en las esquinas. Todo ello se decora con pinturas que simulan ladrillos.