Páginas vistas en total

Escudo del Reino de Granada

Escudo del Reino de Granada
Escudo del Reino de Granada: Fuente: Wikipedia

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA. LA DIVISIÓN DEL CALIFATO EN REINOS DE TAIFAS

ANTECEDENTES DEL REINO DE GRANADA

Ya en la prehistoria existieron culturas, como la del Argar que ocuparon buena parte de A. Oriental o Región de Granada.

En el periodo ibérico aparece Bastetania, territorio cuyos límites coinciden aproximadamente con la actual Región de Granada. La capital más importante fue Basti, Baza, oppidum rodeado de poderosas murallas de cinco metros de espesor; en la parte más elevada se encontraba una acrópolis con los edificios más importantes. Durante el periodo romano Basti se engrandece con nuevos y lujosos edificios como la basílica, templos, baños, foro...

La actual Granada, la Eliberri ibera, llamada en el periodo romano Florentia Iliberritana o "Municipium Florentinum Iliberritanum" (Iliberri la florecida o la fructífera) vive periodos de esplendor llegando a celebrar un concilio de los más importantes del imperio, el Concilio de Elvira o Ilíberis, esta ciudad contaba con foro, basílicas y otros importantes edificios, así como un buen número de ricas villas rodeándola.

Durante el periodo visigodo, como dice Gallego Burín en la página 29 de su Guía de Granada, el rey Leovigildo, a finales del siglo VI, crea dos regiones en el sur de España: la Bética con Granada, Almería y Jaén y por otro lado la de Híspalis con Sevilla, Cáceres y Huelva. En nuestra región, la Bética, se construyeron importantes monumentos de los que sólo han llegado hasta nosotros algunos restos. La región Bética visigoda coincidía en buena medida con los el sureste de España, Jaén, Granada, Almería y Málaga, es decir la Región de Granada aproximadamente.

GRANADA DURANTE EL CALIFATO DE CÓRDOBA

Tras la invasión y conquista musulmana, la capital no estuvo asentada en "Florentia Iliberritana", sino en la vecina Medina Elvira "que llegó a ser durante tres siglos la capital y metrópoli de la zona suroriental de al-Andalus" como afirma el doctor Enrique Pareja López académico de la Real de bellas Artes de Sevilla; esto se puede interpretar como un claro antecedente del Reino y Región de Granada. Por su parte Ibn al-Jatib decía que "en ella florecieron muchos alfaquíes y sabios, convirtiéndose en un centro de cultura y cabeza de una rica región agrícola"

LA FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA

El Califato de Córdoba se descompone (S. XI) en pequeños reinos llamados los Primeros Taifas entre los que se encontraba el Reino Zirí de Granada que trasladó la capital desde Medina Elvira hasta la antigua Eliberri. Tras un periodo de esplendor y resurgimiento de lo hispano, llegó una invasión desde el norte de África, los almorávides , tan celosos de su religión que destruyeron iglesias y otros edificios. En este periodo, según varios historiadores, Granada actuó de capital efectiva de la España musulmana.

Seguidamente se produce otra división en los Segundos Taifas (1144-1170), en los que vuelve a resurgir lo hispano y una mayor libertad, pero terminarán con la invasión de los almohades, imperio norte-africano, aún más integrista que terminó con todas las costumbres que pudiesen suponer un alejamiento del islam más estricto.

Este segundo imperio magrebí acabó tras la derrota de las Navas de Tolosa en 1212 surgiendo los terceros taifas, periodo muy breve que termina con la constitución del Reino Nazarí de Granada en 1238. Posteriormente se inició otra invasión norteafricana, la de los Benimerines, que fueron derrotados por una coalición luso-española.

EL REINO DE GRANADA CRISTIANO

Los Reyes Católicos terminan la Reconquista de España el 2 de enero de 1492 con la Toma de Granada, aunque el Reino de Granada no desaparece, continuará existiendo siglos hasta transformarse en la Región de Granada o Región de Andalucía Oriental.

sábado, 12 de julio de 2014

ALCAZABA DE ALMERÍA, palacios nazaríes


INTRODUCCIÓN HISTÓRICA

Abderramán III convierte en ciudad a Almería, que había dependido hasta el momento de Pechina, y manda construir una Alcazaba o espacio fortificado para proteger la ciudad de los ataques de piratas norteafricanos. El recinto amurallado contiene restos de palacios del periodo histórico del Reino de Almería S XI y otros posteriores datados en el Reino nazarí de Granada S XIII-XV y otra parte constituida por una poderosa fortificación levantada en el periodo del Reino de Granada Cristiano. El conjunto al completo está formado por tres partes bien diferenciadas: una primera más baja compuesta por alojamientos pequeños y pobres para la tropa, otra más alta dedicada a palacios con sus dos partes pública y privada, más una tercera ya cristiana para defender esta parte de la costa del Reino de Granada tras la Reconquista.
Alcazaba de Almería,
aspecto aproximado a su estado en el periodo de dominación musulmana.
Reconstrucción idealizada expuesta en la misma alcazaba almeriense. 

Al pie de la Alcazaba se extendía la ciudad con sus calles estrechas y de muros lisos y sin ventanas, sin plazas prácticamente y con una mezquita mayor califal reformada posteriormente, después sería la catedral hasta que un terremoto la destruyó, el espacio lo ocupan ahora la Iglesia San Juan, la cual conserva en su interior restos del sencillo mihrab, y el patio del gobierno militar.

EL PALACIO NAZARÍ 
Los reyes nazaríes de Granada siempre se ocuparon de dotar a las principales ciudades de su reino de palacios, fortificaciones, obras públicas, mezquitas y otras construcciones destinadas a satisfacer las necesidades de su pueblo. 

Al palacio se accede por una entrada en recodo, como era habitual. El palacio primitivo se amplió como era habitual, los musulmanes no tenían la costumbre de conservar las viviendas anteriores por muy ricas que fuesen, por ello cada rey y más aun cada nueva familia real solía redecorar o destruir las construcciones anteriores como hasta la saciedad se ha visto en la Alhambra. La costrucción del rey Almutasín fue sustituida por otro gran palacio levantado por los reyes nazaríes de Granada cuando Almería, junto con Málaga, quedó incluida en este reino hace mas de 750 años. Se crearon unos bellos jardines con muchas especies de frutales de los que asomaban solo las copas al estar sembrados en un espacio mucho más bajo que los elevados paseos. Poco antes de la reconquista un terremoto destruyó buena parte del palacio y posteriormente sobre parte del lugar se construye un castillo cristiano, que sigue de la política del Reino de Granada ya cristiano que restauró, amplio y completó la red defensiva que protegería a los habitantes de los ataques de los piratas musulmanes y turcos. Del palacio se han conservado trozos de zócalos pintados en Almagra y diversos restos de muros. 



Maqueta del segundo recinto destinado a los palacios y construcciones auxiliares.
El palacio nazarí se encuentra a nuestra izquierda,
tras un gran patio de acceso centrado en la maqueta.

Antes de acceder al palacio se levantaban unas casas de personalidades del servicio del rey, de las que pongo unas imágenes y también fotos de utensilios similares a los usados por sus habitantes.


Viviendas reconstruidas de altos funcionarios. 
Como vemos sin huecos al exterior,
pues se abrían exclusivamente a un patio interior.

Acceso en recodo,
para impedir la vista del patio desde el exterior.

El pequeño patio daba luz y ventilaba todas las habitaciones.

Patio, también muy pequeño, de otra casa.

Sala principal con la alcoba al fondo. 
Como vemos se usaban muy pocos muebles.

La cerámica tiene muchas similitudes con la del resto del Reino de Granada, de cuerda seca, estampada, pintada... Una interesante muestra, que recoge piezas de varias etapas históricas, se expone en una de estas casitas.


Al no existir una sala destinada a cocina, 
usaban estos anafres u hornillos para cocinar.

Candil de cuatro pebeteros o piqueras.

Otros tipos de candiles.


Gran vasija de almacenamiento 
decorada mediante incisiones con un molde.
 Pertenecería a una familia acaudalada.

Juguetes de terracota

Lápida muy original por mostrar imágenes humanas.

Restos decorativos de zócalos pintados de almagra

La taifa de Almería, en el siglo XI, construyo un hermoso palacio en la Alcazaba, del que quedan pocos restos, ya que la cultura islámica de la época consideraba que lo único permanente es Alá, y en cuanto cambiaba el rey o la dinastía redecoraban el palacio o simplemente lo sustituían por otro.


PALACIO NAZARÍ
Los reyes de Granada embellecieron las ciudades más importantes de su territorio (Almería, Málaga, Baza, Ronda, Alcalá la Real...) con bellos edificios, mezquitas, palacios, puertas de murallas... un hermoso ejemplo es este gran palacio almeriense. Se trataba de un enorme complejo formado por baños, la residencia palaciega, el jardín y otras dependencias, hoy destruidas por terremotos, el paso del tiempo y otros avatares, no obstante quedan restos más que suficientes como para poder apreciar su grandeza.

Acceso al palacio, con varios recodos, como era habitual.

Palacio nazarí con los altos paseos del jardín
 y los frutos de los numerosos árboles al alcance de la mano. 
Frente al bello pórtico se construyó una alberca donde se reflejaban flores y frutos.
El jardín Granadino, siguiendo al musulmán,
 quiere imitar el esplendor del Paraíso de Aláh, 
en el que gozan todos los sentidos.



Restos del palacio nazarí conocidos hoy como Ventana de la Odalisca. 
Los muros que se ven bajo los restos nazaríes
 son las ruinas del palacio de Almutacín.

Restos del jardín nazarí del palacio con sus altos paseos entre los frutales,
 y la gran alberca que refrescaba el ambiente del patio palaciego. 

El baño, con elementos anteriores, es restaurado y embellecido por los nuevos señores del palacio.


Restos de los baños, que imitaban de forma mas elemental y pequeña  a los romanos.

Del periodo nazarí se han encontrado interesantes restos
 expuestos en diversos museos, como esta cantimplora,
 muestran la riqueza que llagó a alcanzar Almería
 dentro del Reino de Granada.